Sin categoría

¿Sabes cómo se elabora la cerveza?

Maceración, cocción, fermentación y embotellado; estas son las cuatro fases por las que pasa el proceso de elaboración de una cerveza.

El proceso no es sencillo y requiere de cuatro fases fundamentales:

  1.  La maceración: para conseguirla, se necesita azúcar. ¿Cómo? Trituramos y mezclamos los granos del cereal con agua caliente para conseguir que las enzimas descompongan el almidón a determinadas temperaturas, los transformen en azúcar que la levadura convertirá posteriormente en alcohol.
  2. La cocción: una vez que la mayor parte del almidón se ha convertido en azúcar, se obtiene un mosto que después herviremos junto al lúpulo. De esta forma, se absorberán los ácidos amargos de la planta y a la vez, se desprenderán todos sus aromas y sabores. El lúpulo se añade a la cocción en distintas fases y facilita precisamente esta retención de aromas y sabores.
  3.  La fermentación: se enfría la infusión por debajo de los 38ºC y añadimos la levadura. Pasados diez días, la mayor parte del azúcar se ha convertido ya en alcohol pero, aun así, la cerveza se coloca en un nuevo fermentador donde se deja reposar otras dos semanas más.
  4.  El embotellado: una vez fermentada y acondicionada, se embotella la cerveza y la dejamos dos semanas en reposo a temperatura ambiente, de esta forma se genera de forma natural el gas CO2 fundamental para transmitir las sensaciones organolépticas de nuestra cerveza.
    Nota: usando envases de vidrio, conseguiremos que la cerveza mantenga intactas todas sus propiedades.

 

Tags
Categorías Sin categoría